AQUELLOS SILENCIOS QUE MI ALMA HA GUARDADO DURANTE TANTOS AÑOS,AHORA HABLAN EN ESTE RINCÓN PERDIDO, EN EL QUE SE ENTREMEZCLAN LOS ECOS DE LO REAL Y LO IMAGINARIO, QUE LLEGAN, DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MIS ADENTROS.

Tú acomódate, desnuda tu cuerpo y tu alma, embriágate del aroma a sándalo… y sueña.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Felices fiestas



Otro año que llega a su fin, espero que se hayan cumplido los deseos que le pedisteis, pero si no ha sido así no os preocupéis, el próximo es mágico y os concederá vuestros sueños, así que cuidado con lo que le pedís.

Yo os deseo  que estas fiestas sean estupendas para todos vosotros y que el próximo año sea infinitamente mejor que este que se nos acaba.

Feliz Navidad y mil besos

lunes, 12 de diciembre de 2011

Sin remedio










Ya lo sabía, la vida me lo enseñó hace tiempo, lo que pasa es que siempre acabo confiando en que las cosas serán como me gustaría que fueran, pero no sé si por suerte o por desgracia, nunca es así.

Quizás debería dejar de confiar o creer que algún día tendré lo que quiero, pero se me hace tan difícil y me lo paso tan bien haciéndolo que siempre acabo sucumbiendo a la tentación, de dejar soñar a mi mente.

Triste idiota, es verdad no lo puedo negar, supongo de todas maneras que de algo me servirá tanto batacazo, quizás sea mi forma de ganar el cielo jajajajaja sinceramente, no lo creo.

Nadie dijo que el camino iba a ser fácil, pero juro que tampoco nadie me avisó de que iba a ser tan jodido, si lo sé no vengo, eso lo tengo claro, ¡mira! ya hemos avanzado algo.

Podría intentar echarle la culpa a alguien, pero para ser honesta he de confesar que soy yo la única culpable, mi camino es el que yo he andado y las mierdas que en el  pisé sólo yo pude haberlas evitado.

Me gustaría poder decir que todo va a cambiar que rectificaré y aprenderé de  mis errores, pero después de conocerme como me conozco me da en la nariz, que sin remedio, la voy a seguir cagando.

Atrévete


Dices de mi cuerpo que es el valle de tus deseos y tus manos lo culminan en ascensos y descensos vertiginosos, que enredan mi mente en remolinos de placer. Un tic tac profundo que lo ocupa todo marca nuestro ritmo, pero no sé si es tu corazón o el mío, quizás los dos, o quizás ninguno.
Tu respiración se cuela entre mis piernas mientras mi piel se eriza bajo tus labios, dices que no te atreves a quererme y yo ya no puedo dejar de hacerlo. Te pido que no cierres tu boca guardando silencios, grita tu deseo aunque te de miedo, porque este es el momento, tal vez no puedas volver a hacerlo.
El destino nos espera apoyado en el quicio de la puerta con una maleta de piel vieja que porta demasiados recuerdos. No te pares a esperar, no mires hacia atrás, déjate embriagar por el aroma de mi cuerpo y caminemos sin girarnos a mirar, burlemos al destino, yo solo quiero la luz de tus ojos oscuros, el son de tu voz tranquila, el cálido calor de tu cuerpo, el húmedo rastro de tus sabrosos labios, solo quiero, la fragancia de tu piel.
Me observas dejando resbalar tu mirada por mi cuerpo, me haces sentir como una diosa, te veo tan bello en tu erección, por un momento se ha parado el tiempo, me besas, te beso, no tengas miedo, es preferible quemarse en el infierno que renunciar a nuestro amor, para poder ganar el cielo.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Mi amor



As vuelto, me miras tímidamente con tus ojos de día nublado y en mi corazón, brota una flor. Dices tener miedo, yo doy gracias al cielo, no hay pecados de amor. Tus manos recorren mi cuerpo y tus labios queman mi cuello, mi alma palpita y salta de esquina a esquina en la pequeña habitación.
Amanecerá con dos soles, ámame, olvida tus temores yo te prometo volar sin temer la tempestad. Escucha al mar, trae susurros de enamorados, almas que navegan sin rumbo llorando tristezas de amor, poemas que nadie cantó. Ámame, de nada valdrá rezar si al final te vuelves a marchar.
Que no se oscurezca el mar, que tus labios no me dejen de besar, que el tiempo no se pare y la lluvia no deje de brotar, que estalle un volcán, que la tierra tiemble y nos sacuda un huracán, que pase o no pase lo que tenga que pasar, pero por favor, no me vuelvas a dejar.

domingo, 4 de diciembre de 2011

No llores




Lloras y por tus mejillas, redondas y trasparentes lágrimas ruedan en una caída inevitable. Me pregunto donde las tuviste guardadas durante tanto tiempo, de donde salen ahora que ya se nos ha hecho tarde. Las mías se secaron hace ya mucho tiempo y por eso te observo sin sentimiento alguno, mis heridas tejieron una coraza que me aísla de tu dolor.
El frio se ha apoderado de mi piel y mis manos ya no tiemblan, ya no hay obstáculos en mi camino que me hagan caer, aprendí a saltarlos sin calcular el salto, vuelvo a ser aquella que fui, esa que camina sin mirar atrás, la que alza la mirada sin miedo ni vergüenza.
No llores, tu tiempo terminó, mi espalda será un muro por el que resbalará mi silencio, no llores, nuestra pena será la capa que cubra nuestros hombros, el frío ya nos caló, ahora sólo nos queda dejar que nos caliente el sol. No llores, se nos ha hecho tarde, nuestro tiempo terminó.