AQUELLOS SILENCIOS QUE MI ALMA HA GUARDADO DURANTE TANTOS AÑOS,AHORA HABLAN EN ESTE RINCÓN PERDIDO, EN EL QUE SE ENTREMEZCLAN LOS ECOS DE LO REAL Y LO IMAGINARIO, QUE LLEGAN, DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MIS ADENTROS.

Tú acomódate, desnuda tu cuerpo y tu alma, embriágate del aroma a sándalo… y sueña.

domingo, 25 de octubre de 2009

Siempre


En cada momento que te sueño, o te pienso, en cada momento te deseo.


A veces, me pierdo en ideas obscenas en las que invento tu cuerpo.


Tus aromas fluyen de mi, y mi excitación crece imaginándote provocador.


Me gustas transgresor, oliendo a impaciencia, incapaz de contenerte.


¿A caso cambiaré algún día?
No me canso ni me cansas, es un sentimiento constante en el que te esparces con todas tus plenitudes, yo simplemente te observo, y como siempre… te deseo

2 comentarios:

Ana Belio dijo...

Pues que maravilla no perder eso nunca.

VANIDADES dijo...

Si, maravilloso y difícil, pero absolutamente necesario. Al menos para mí.