AQUELLOS SILENCIOS QUE MI ALMA HA GUARDADO DURANTE TANTOS AÑOS,AHORA HABLAN EN ESTE RINCÓN PERDIDO, EN EL QUE SE ENTREMEZCLAN LOS ECOS DE LO REAL Y LO IMAGINARIO, QUE LLEGAN, DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MIS ADENTROS.

Tú acomódate, desnuda tu cuerpo y tu alma, embriágate del aroma a sándalo… y sueña.

martes, 8 de abril de 2008

Bajo tu ombligo


Bésame, pero bésame por dentro, lento o no lento, pero bésame, y cuando llegue el momento, no dudes, apodérate de mi cuerpo. Déjame que te bese, que te bese entero, bajando por el cuello, deteniéndome en tu pecho, y poco a poco, seguir camino, hasta tu ombligo, ¡qué camino!, que me muero, que te deseo, y bajo, bajo muy lento, ahora ya sí, me pierdo, y tú, tú te estremeces, y yo lo siento, te siento, tan erecto, tan cálido, y te tengo entre mis labios febriles de deseo, y te miro y veo, que tú te muerdes los tuyos, y tu respiración se agita, y llega, llega el momento, desbordas entre gemidos, y yo te bebo, bebo de ti, de tu cuerpo, de todo aquello que amo, de todo aquello… que en ti tengo.

2 comentarios:

GUILLERMO dijo...

Wow divino y perdóname pero me encantaría ser el protagonista...


Miles de besos

VANIDADES dijo...

Umm, Guillermo, Guillermo, la imaginación al poder…jeje