AQUELLOS SILENCIOS QUE MI ALMA HA GUARDADO DURANTE TANTOS AÑOS,AHORA HABLAN EN ESTE RINCÓN PERDIDO, EN EL QUE SE ENTREMEZCLAN LOS ECOS DE LO REAL Y LO IMAGINARIO, QUE LLEGAN, DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MIS ADENTROS.

Tú acomódate, desnuda tu cuerpo y tu alma, embriágate del aroma a sándalo… y sueña.

viernes, 14 de marzo de 2008

Otros otoños vendrán


Te busco y cuando te encuentro, no estás, te has marchado, sin dejar nada atrás, te vas, sin mirarme, sin recordarme, sin piedad. Me ignoras con un profundo silencio, que me habla tanto de ti, de lo que no quieres, de que no me quieres, de qué prefieres, no quererme a mí. Y te alejas, dándome la espalda, sin mirarme, escondiéndome las lágrimas que tu orgullo callan, para poder olvidarme, y decirte, que nunca existí.

Yo me iré, intentando recordar tu recuerdo, intentando no olvidar el momento, que pudo ser, pero no fue. Me iré, a luchar otras batallas, que quizás gane mi alma, que en su soledad derrama, la sangre, que de tristeza helada, ya no calienta mi cuerpo, que tus manos dejaron desierto, antes incluso de posarse sobre él.

Lloraré, hasta la última de mis lágrimas, en un ahogado gemido, que te llegará enmudecido, y se abrazará a tus sesos, que sin saberlo, te hará permanecer unido, en el más profundo de tus recuerdos, a lo que fui, y tú no quisiste ver.

Y al final, tú sin mí, y yo sin ti, en una vida fugaz, que no supimos vivir, otros otoños vendrán, y perdidos en la inmensidad, tu amor y el mío, en otras guerras lucharán, queriendo encontrar aquello que fuimos, y que acabo en un enorme vacío, que queriendo ser olvido, se convirtió en castigo.

Pero ahora te digo adiós, te deseo lo mejor, aunque sé, que siempre te acompañare, y que aun queriendo negarme, he llegado a penetrarte, hasta aquel lugar, de tu yo más profundo, en el que juntos, en un mundo de tu imaginación, viviremos nuestro amor.

Sé que te arrepentirás, de haber callado palabras, de haber guardado silencios, y de haber usado el orgullo, como escudo, ante mí, para no tener que decir, te deseo, y deseo, que unamos nuestras mentes, que juntemos nuestros cuerpos, que tus besos sean mis besos, y mis pensamientos nazcan en ti. Sé que te arrepentirás, de no haber puesto tu pecho sobre mi pecho, y jurar amor eterno, ante la realidad, de que tu corazón suspira por mis suspiros, y mis suspiros, mueren en tu universo, habiendo querido, que abrazados, entrelazados, y amados, pudiéramos en nuestro sueño, compartir el infinito.

7 comentarios:

GUILLERMO dijo...

Te lo dije antes me encanta como escribes.

Besos

VANIDADES dijo...

Gracias Guillermo, me alegra que te guste, espero que me sigas leyendo en esta tu arca.
Besos.

Anónimo dijo...

Siempre te leo aunque no sepas quien soy

Un abrazo enorme

GUILLERMO dijo...

Siempre te leo aunque no sepas quien soy

Un abrazo enorme y mil besos...

GUILLERMO dijo...

Que quieres que te diga? lo leo y lo releo y me dejas para adentro... escribes hermoso chiquita.


Mil besos

VANIDADES dijo...

Gracias cielo, ya no tengo edad de sonrojarme, pero al final lo vas a conseguir.

Mil besos.

GUILLERMO dijo...

Mira tú... me encantan las mujeres que aún se sonrojan

Muchos besos