AQUELLOS SILENCIOS QUE MI ALMA HA GUARDADO DURANTE TANTOS AÑOS,AHORA HABLAN EN ESTE RINCÓN PERDIDO, EN EL QUE SE ENTREMEZCLAN LOS ECOS DE LO REAL Y LO IMAGINARIO, QUE LLEGAN, DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MIS ADENTROS.

Tú acomódate, desnuda tu cuerpo y tu alma, embriágate del aroma a sándalo… y sueña.

sábado, 6 de junio de 2009

Para todos los vanidosos


El otro día una amiga me estuvo diciendo que por qué no daba a conocer mi blog, que debería poner enlaces, anuncios, no sé, abrirlo al ciberespacio, yo le dije que esa nunca había sido mi intención, que siempre había querido crear un espacio intimo, para una diminuta minoría, como esos pequeños pubs con música en directo, un lugar donde la calma, el silencio, la paz, me den la serenidad que necesita mi alma, un lugar al que acudir cuando la rapidez y el ruido del mundo me sobrepasa. Ella me dijo que de nada servía escribir, si nadie me leía, si no tenía el reconocimiento de un público, le expliqué que a mí con quererme yo y con mi propio reconocimiento ya tenía bastante, a lo que ella replicó “ni que pintado hija, ni que pintado, lo de vanidades te va que ni pintado”.


Aún estando segura de mis razones, su elocuencia me hizo dudar, así que cuando se marchó me dediqué a visitar blogs populares y exitosos en los que sus autores se dan baño de masas en cada una de sus entradas, blogs con enlaces, publicidad, música, seguidores, etc, etc. y después de mi ciberpaseo, después de leer y ver algunos comentarios, después del bullicio de esos blogs, volví aquí corriendo, con la misma necesidad y ansiedad con la que corro cada día cuando acabo la jornada en mi taller de restauración y necesito una buena ducha, la sensación fue la misma, quería quitarme el sudor y el polvo que me cubría.


Con esto no quiero ni menospreciar, ni criticar la labor de nadie, sólo quiero decir que cada vez tengo más claro que no pertenezco a este cibermundo, que esta no es mi guerra, y que me encanta este pequeño rincón perdido, en el que vuestros silencios son mis palabras, y vuestras palabras, la música intimista de este pequeño pub.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola ni te imaginas cuanto extraño leerte


Un abrazo enorme

VANIDADES dijo...

Ni te imaginas cuanto extraño que me leas...

Mil besos, y uno más.